sábado, 19 de enero de 2013

Antídoto de la rutina: Un poema de Yolanda Franco







Amanece en mi calle un sábado vedado de lluvia,
a viva voz, de mañana una mujer
exhibe su impaciencia, su amor o desamor,
mientras enmudecen gorriones en las cornisas.

Hacia un balcón gravita en sigilo la muerte,
alguien arropa su imagen
luego hace del amor un sonajero.
Sorprendido por un tímido sol
un piano esparce sus secretos
por los patios dormidos
yo, vivo o muero cada día en mi calle.






.

Etiquetas:

2 comentarios:

A las 24 de enero de 2013, 8:03 , Blogger Ricardo Miñana ha dicho...

Hola guapa, el poema es precioso!!,
te dejo mis saludos desde Valencia.
feliz semana.

 
A las 25 de enero de 2013, 11:33 , Blogger Jose Ramon Santana Vazquez ha dicho...

He pasado por tus otros espacios,donde no he sabido dejarte comentario,me voy con el corazón lleno de tus versos, un abrazo.J.R.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal